Medidas para mejorar la accesibilidad auditiva

Ver pantalla completa 


Señalización, información y comunicación Una adecuada señalización e información de cualquier espacio supone un beneficio a cualquier ciudadano, ya que facilita la orientación e información sobre cualquier espacio, producto o servicio. Estos factores, tienen una mayor incidencia en el caso de las personas con discapacidad auditiva, puesto que son sus principales vías de comunicación y orientación para recibir la información. El Artículo 8 de la Ley 7/2010, de 31 de Marzo, General de la Comunicación Audiovisual especifica que las personas con una discapacidad visual o auditiva tienen derecho a acceder a la comunicación universal en igualdad de condiciones que el resto de personas. Por tanto, es necesario fomentar correctamente la comunicación visual, mediante gráficos, iconos y señales fácilmente visibles y localizables, con el adecuado contraste entre figura y fondo. Además, se deberá tener en cuenta que toda información que se ofrezca de forma auditiva también debe hacerse de forma visual, de modo que cualquier persona con discapacidad auditiva reciba la información en igualdad de condiciones.
Señales luminosas
Cualquier señal sonora debe acompañarse de señales luminosas que facilite la percepción de la información contenida. Tal es el caso de timbres, teléfonos, sistemas visuales de alarma, salidas de emergencia, avisos de evacuación, solicitud e indicador de parada en transporte público, electrodomésticos, gasolineras, número de planta y sentido de desplazamiento en ascensores, temporizador digital en semáforos, detectores de gas y humos en cocinas, señalización en paradas de autobuses, etc.
Información escrita
La información escrita (hojas informativas, folletos, cartas de restaurante, rutas turísticas, etc.) es un medio de comunicación imprescindible para transmitir la información, siendo aconsejable que vaya acompañada de imágenes para facilitar su compresión. En el caso de actividades culturales, en rutas turísticas y de ocio, etc. la información escrita deberá detallar el grado de accesibilidad de los recursos disponibles. Esta información deberá redactarse en formato de lectura fácil, de modo que aquellas personas con dificultad de compresión lectora puedan entender perfectamente lo que se transmite. Es importante tener en cuenta que la lectura fácil enfocada a personas con discapacidad auditiva difiere de la redactada a personas con discapacidad intelectual, ya que los recursos a emplear varían redactada a personas con discapacidad intelectual, ya que los recursos a emplear varían.
Pantallas visuales
Toda aquella información que se transmita mediante megafonía debe hacerse también de forma visual en pantallas, y/o monitores de tamaño adecuado, colocados estratégicamente en los sitios de mayor afluencia de personas. Dicha información debe ser clara, concisa y directa, en formato de lectura fácil, cuidando el tamaño, colocación, altura, tipo y contraste de la letra, prestando especial atención a la iluminación y deslumbramientos. En el caso de la televisión, es importante que todos los programas y anuncios estén subtitulados e incluyan intérpretes de LSE.
Señalización de recursos de accesibilidad
Es necesario señalizar todas las estancias, recorridos, distribuciones de un edificio o espacio que cuentan con recursos accesibles para el colectivo, de modo que se facilite la información a los/as usuarios. Los símbolos más frecuentes son:
Video accesible en Lengua de Signos.

Norma Española: UNE 139804. Requisitos para el uso de la Lengua de Signos Española en redes informáticas. Diciembre 2007 Incluye el icono representativo de la lengua de signos y otras normas sobre la elaboración y presentación de los videos de LSE en las redes informáticas.

Más Información: https://www.une.org/encuentra-tunorma/busca-tu-norma/norma/?c=N0040404

Bucle magnético.

El bucle magnético, bucle de inducción magnética o bucle de inducción de audiofrecuencia es un sistema de comunicación para personas que utilizan audífonos. Las personas sordas o con una disminución auditiva, incluso si usan audífonos o implantes, pueden encontrar dificultades para oír en espacios con ruido ambiente o donde la señal acústica sea pobre, como supermercados o teatros. El bucle magnético reduce el ruido de fondo de manera significativa, mejorando así la inteligibilidad.

El sistema emite señales magnéticas inalámbricas. Estas son recogidas por el audífono. Para captar las señales, el bucle debe disponer de la llamada posición T y colocarse en esta posición.

En la XX Asamblea General de la Federación Mundial de Sordos celebrada en Julio de 2019 en París y a propuesta de Australia, se aprobó el nuevo logo Internacional de la Lengua de Signos.