Educación

Ver pantalla completa 


La experiencia educativa acumulada en los últimos años nos enseña, pues, que los contextos educativos “específico” y “regular” que han venido existiendo no ofrecen una educación de calidad a un buen número de alumnos sordos. La cuestión no está en discutir si es más indicado que estos alumnos se escolaricen en centros de integración o en centros especiales, sino, más bien, sobre cuáles son las características que debe tener un determinado centro, sea éste ordinario o específico, para responder adecuadamente al reto educativo que plantean estos alumnos, extrayendo las ventajas de cada uno de los contextos. Una educación de calidad para los alumnos sordos debe propiciar el acceso a los aprendizajes escolares en igualdad de condiciones a los compañeros oyentes. Eso significa ofrecer el curriculum ordinario (con las adaptaciones que sean precisas), posibilitar que de verdad el alumno sordo comprenda y participe de las situaciones de aula (para lo cual muchas veces será preciso emplear la lengua de signos), propiciar situaciones que posibiliten el aprendizaje de la lengua oral y escrita de su entorno (con los consiguientes recursos tanto personales como materiales que necesiten) y ofrecer situaciones, que favorezcan el establecimiento de relaciones de amistad con otros compañeros sordos y oyentes, y que promuevan el desarrollo armónico de su personalidad ayudando a los alumnos a crecer en un entorno bi-cultural. Ello pasa por establecer un difícil, pero necesario, equilibrio entre lo que debe ser común y compartido con el conjunto de alumnos que aprenden y lo que debe ser singular y específico en la enseñanza del alumnado sordo.

En la actualidad ya hay escuelas que están intentando hacer realidad estas ideas. En lo fundamental se trata de escolarizar juntos niños sordos y oyentes, con la participación en el aula de dos profesores simultáneamente (considerados ambos tutores del grupo), uno de los cuales es competente en lengua de signos. Otra de las señas de identidad de estos “contextos educativos mixtos” o de “escolarización combinada” consiste en agrupar en el centro y en las aulas un número amplio de alumnado sordo, a diferencia de algunas experiencias de integración en contextos ordinarios en las que sólo se integra a uno o dos alumnos, como máximo, por aula.

Todo ello sin renunciar a la utilización de las ayudas técnicas ni a los apoyos específicos que los alumnos puedan necesitar. Estas experiencias de escolarización combinada nos enseñan que debemos y podemos “pensar con otros esquemas”, que no será fácil hacerlo, pero que no es imposible.

Datos de Interés
Centros Educativos para niños y niñas sordos/as en la provincia de Granada.
  • Colegio Educativo Especial “Sagrada Familia”.

Dirección: Ctra. de la Sierra, 9, 18008 Granada.
Teléfono: 958 22 46 38

  • Colegio Público Genil

Dirección: Plaza Gral. Emilio Herrera, 4, 18005 Granada.
Teléfono: 958 89 36 07

  • Colegio Público Sierra Nevada

Dirección: Avda Emperador Carlos V, 17, 18008 Granada
Teléfono: 958 89 33 50

  • Colegio CEIP Rio Verde

Dirección: Av. Juan Carlos I, 1, 18690 Almuñécar.
Teléfono: 958 64 95 82

  • Colegio Ave María San Cristobal

Dirección: Ctra. de Murcia, 51, 18010 Granada.
Teléfono: 958 20 84 33


Institutos de Secundaria y Formación Profesional.
  • I.E.S. Alhambra

Dirección: Calle Beethoven, 2, 18006 Granada
Teléfono: 958 89 33 70

  • I.E.S. Virgen de las Nieves.

Dirección: Av. de Andalucía, 38, 18014 Granada
Teléfono: 958 89 33 80


Universidad de Granada.

 

Ciclo Superior Mediación Comunicativa.
  • I.E.S. Alhambra.
  • Fundación Andaluza Accesibilidad y Personas Sordas (FACC)