Las lenguas de Signos son superlenguas

Ver pantalla completa 


El Centro Nacional para la Investigación Científica, tiene publicado una investigación que hace referencia a la riqueza icónica de la Lengua de Signos frente a las limitaciones de las lenguas orales. Esta investigación fue llevada a cabo por Philippe Schlenker, investigador del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) y profesor emérito de la Universidad de Nueva York. Una de las cosas que esta investigación viene a decirnos es que las lenguas de signos son más transparentes en el sentido en que semánticamente hay menos equívocos que en las lenguas orales. Esta ambigüedad de las lenguas orales hace que muchas veces la interpretación de una lengua oral a la Lengua de Signos sea complicada, siendo frecuente achacarlo a una imitación de la lengua de signos cuando esta investigación demuestra que, en realidad, es una evidente debilidad de las lenguas orales.

 Las lenguas de signos son superlenguas

La investigación también demuestra que las lenguas de signos son “en algunas dimensiones, más expresivas que las lenguas orales porque combinan el mismo tipo de recursos lógicos con medios icónicos mucho más ricos”, según palabras del propio investigador, lo que les vale el calificativo de superlenguas. En definitiva, las lenguas de signos pueden ayudar a un mejor conocimiento de algunos aspectos ocultos de las lenguas orales, una contribución más a la ciencia que se suma a otras ventajas y contribuciones en la vida diaria como pueden ser:
  • Aprender lengua de signos podría darte SUPERVISIÓN. Te puede hacer una persona más carismática.
  • Te hace mentalmente más ágil.
  • Ayuda a comprender la sinestesia.
  • Es una lengua cinemática.
  • Favorece la comprensión del arte.
  • Redescubre la poesía.
  • Aporta nuevas ideas a la arquitectura.
  • Impulsa un mejor conocimiento del autismo.
  • Facilita la interacción humano-robot.